Menu

zebrafish model

0 Comments

Los investigadores que estudian el cerebro aman el pez cebra. Sus embriones son claros, lo que los hace fáciles de observar y sus cerebros se desarrollan muy rápidamente. Además, los científicos han secuenciado todo el genoma del pez cebra: al saber qué genes hacen qué, los científicos pueden modificar el modelo genético para modelar una serie de afecciones neurológicas desde la depresión hasta los trastornos del espectro autista. No está mal para un pez tan pequeño. En la imagen de arriba de un pez cebra de cuatro días, los científicos han resaltado los tractos neurales (haces de axones que transportan señales a través del cerebro) en verde. También han aislado neruopil (magenta), una densa jungla de terminales de axones y dendritas, el sitio de conexiones celulares y el lugar donde las células individuales forman los circuitos que definen toda la actividad cerebral.

zebrafish services